modem

Módem

Modem significa modulador-demodulador. Es un aparato pensado para comunicar computadoras por intermedio de una línea de transmisión, originalmente el tendido telefónico analógico.

Su componente modulador es capaz de convertir pulsos digitales de computadora en una señal sonora que pueda transmitirse a través de líneas telefónicas analógicas comunes, mientras que el demodulador produce la conversión inversa. De esta forma hace posible que los ordenadores provistos de módems pueden establecer un enlace de datos.

Los primeros módems comerciales adoptan la modalidad llamada acoplador telefónico basada en el Bell 101, de cual se comercializa en 1958 por AT&T. Este aparato utilizaba un protocolo desarrollado originalmente para comunicar las computadoras de defensa aérea estadounidenses a través de las lineas telefónicas. El Bell 101 tenía una velocidad de 110 baudios por segundo, y poco después se triplica la velocidad con el Bell 103, logrando 300 baudios por segundo.

Consisten en un adaptador de conexión serial normalizada, provisto con orejeras de goma sobre las que se calza el auricular del teléfono, con su auricular y micrófono. Gracias a los tonos de respuesta que ofrece el software de la computadora, pueden realizarse un enlace par a par.

En 1981 el módem serial de 1200 baudios Hayes Smartmodem introduce el Conjunto de Comandos Hayes AT. Esto supone un gran avance de estandarización y facilita incorporar la telemática a las múltiples microcomputadoras, ya que facilita establecer los enlaces a través de un conector serial normalizado.

Al momento de establecer la comunicación y poner a punto en enlace, los módems producen una serie de característicos ruidos y chirridos agudos, denominados handshake.

El avance técnico permitió incrementar progresivamente las velocidades posibles en el sistema telefónico gracias a determinados esquemas. Esto acompañó el nacimiento de las BBS hobbistas.

Paulatinamente a lo largo de la década de 1980 y 1990 se avanza tecnológicamente con 2.400 baudios, 4.800, 9.600 baudios, 14.400 baudios, 19.200 baudios, 28.800 baudios, 33.600 baudios, y finalmente 56.600 baudios, lo cual representa el tope máximo que es posible a través de las líneas telefónicas analógicas.

Normalmente el servicio telefónico se medía en pulsos relativos a la duración y distancia de la llamada, y se cobraba en consecuencia. Es por ello que un módem de mayor velocidad disminuía muy sensiblemente el costo total de la llamada.

En este desarrollo paulatino también aparecen los módems internos, en forma de plaqueta normalizada, y luego en forma de chipsets integrados en equipos.

Actualmente, el término refiere a aparatos de comunicación de diferente tecnología, capaces de suscribirse y modular asíncronamente en líneas telefónica digitalizadas (ADSL). También aplica a aparatos capaces de operar radioeléctricamente, o incluso lumínicamente gracias a tendidos de fibra óptica.
  • modem.txt
  • Última modificación: 2021/08/23 14:38
  • por peron